En una galaxia muy lejana…

Nunca he sido seguidora de los clichés de la moda, ni me he preocupado si está “in o out”. El ambiente ecléctico que se respira en estos ambientes de cuerpos escuálidos donde chicas ( casi niñas) exhiben sus cuerpos, cual trofeo, no sólo crea una imagen errónea a las adolescentes de lo que es la belleza. Los medios contribuyen de manera ensordecedora a ello. Por supuesto, aún hay mentes jóvenes que hacen caso omiso, demostrando su personalidad e ignorando los cánones de belleza establecidos?? Quien lo dice??.

Hace unos días estuve presente en un desfile donde púberes en edad de discoteca y rebeldía mostraban de manera espantosa, para que vamos a mentir, sus esqueléticos cuerpos ante una audiencia que en su mayoría parecía sacada de las juventudes de un partido conservador. Vestidos de marca, brillantes, zapatos imposibles y combinación de colores cero. Una cosa si nos quedó clara a mis acompañantes y a mí: el dinero no está reñido con la clase, la elegancia, el buen gusto y por supuesto el tan aclamado glamour.

La moda se construye como uno quiera. Uno mismo es quien decide. Además la moda es la tendencia. No hay nada mejor como echarle un pulso a la calle. Hay personas, altas, bajas, gordas, flacas, cojas, patilargas, de gran frente o prominente nariz. Todos tenemos glamour y por supuesto belleza. Otra cosa es con los ojos con los que se mire. ¿ Que es lo bello? Bello es un beso o un abrazo de las personas que te quieren. Bellas son las miradas sinceras. Bella es una persona que se preocupa por los demás. Bello es todo lo que tu quieras. Hay belleza en cualquier parte adonde mires.

Está bien saber que ropa y complementos se llevan en la temporada, como curiosidad. Es cierto que hay excelentes expertos en moda que van más allá de la mera figura. Pero por favor, dejemos de mirarnos el ombligo formando a una sociedad joven llena aún de prejuicios. Afortunadamente, desde hace ya unos pocos años, y gracias, entre ellos, a testimonios directos como el de una afamada modelo que denunció ante el Congreso el indecente proceso de tallaje en las prendas,  empezamos a educar a los jóvenes del futuro en la tolerancia. Ya empiezan a verse ropas de multitud de tallas, formas y colores, donde caben todos los estilos desde el más hortera, el standard ( que todo el mundo lleva) o el freak ( que sólo se atreven unos pocos). Eso si, lo de los colores es otro cantar. Como dice mi gran amigo M. por qué la mayoría de la gente lleva colores lisos y tristes como el negro, gris o marrón? Tal vez, le dije yo, “porque la esclavitud que sentimos a ser aceptados por una sociedad que sólo ve como normal lo mayoritario no nos hace ver que existen otras combinaciones”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s