Yo misma

Hacer introspección sobre nosotros mismos cuesta. Cuesta… y cuesta mucho. A veces el examen de conciencia tan poco valorado últimamente, mientras nos fijamos en lo que pasa a nuestro alrededor, es necesario para sentirnos plenos en “strictu senso”. Desde hace un tiempo intento llegar a esa situación pero siempre me acaba venciendo la preocupación por los demás. Y claro, cuando me quiero ocupar de mi ya es demasiado tarde.

Si no nos queremos a nosotros mismos, nadie nos apreciará como tal, sino como un espectro de lo que somos. Mirarnos, analizarnos, pensar que nos gustas de nosotros mismos y que no o, incluso lo más absurdo: cómo nos ven los demás, es algo que nos preocupa sobre manera. Otra cosa es exteriorizarlo. Para exteriorizarlo nada mejor que GRITAR!!!!!!!!!! Pero se puede gritar sin hacer ruido y sólo unos escogidos te escuchan. Sin juicios, sin maldad. Mentes libres y limpias. Mentes desconocidas. Muchos puntos de vista.

Gracias a los que han escuchado cada palabra, cada relato, cada lágrima. Gracias por permitirme escuchar y hacerme valer. Gracias por compartir conmigo el dolor, la angustia, la rabia y los miedos. Gracias a todos: I,C, M, A, A, M, I, S  y en especial a A por guiar todos esos pensamientos.

Gracias a mis amigas y amigos por escucharme siempre. Por estar en los buenos y en los malos momentos. Gracias por apoyarme, escuchar cada locura y cada paranoia. Gracias por hacerme partícipe de vuestras vidas. Simplemente GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!

Abrazos en bucle para todas/os,

Ariadna

Advertisements

One thought on “Yo misma

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s