Sentir, amar y llorar

Luna, al igual que su nombre, vino al mundo una noche de luna llena. Siempre quiso amar, pero nunca entendió como. Ni porqué.

De niña no comprendía lo que era el amor, tan sólo sentía admiración. Por su padre, fundamentalmente. Por un compañero de clase, más tarde. Ahí, dicha admiración se tornó en otro sentimiento que tardó en descifrar.

Al tiempo que su cuerpo cambiaba debido a su entrada en la compleja adolescencia, Luna no paraba de luchar contra sí misma y sus propios demonios. Veía en su cuerpo sus propios monstruos. Su defectos. Desolación por el “error” genético.

Se preguntaba constantemente si sabría amar, si alguien bebería los vientos por ella. Ella, tímida y con mucho miedo, fue de piedra en piedra. De fracaso en fracaso. Compañeros de clase, de trabajo, amores platónicos… Carrera errática donde las haya. Nunca entendía en que fallaba.

Siempre con su figura taciturna, recorriendo mundo. El mundo la observa como un satélite global, que ilumina hasta la calle más oscura con su mirada. Ojos tristes, miedosos, dulces como el caramelo, dolor, decepción. Sonrisa sincera y muy sonora. Cuerpo… bueno el cuerpo no es apto para este siglo. Pero seguro que en otro tiempo fue una “sex symbol”.

Nunca correspondida, acumulaba frustración y amargura. Sentía con fuerza a cada momento, cada instante. Sentimientos encontrados se acumulaban en su alma. Llorar, reír-reír llorar. Siempre sometida a ese binomio.

Su timidez y vergüenza de serie, no la ayudaban en nada. Pero podían más que su propia voluntad. Quizás fue eso lo que no le permitió amar en lo más profundo.

Ella lleva con mucho peso la vida, pero a veces, ésta le puede. Los sentimientos la arrastran hacia la corriente sin poder detenerse. Rápida, insaciable. Hasta desaparecer. Y todo por amor.

Y es que Luna nunca quiso ser princesa, como afirmaba en una canción el maestro de Úbeda, pero si quería ser amada como una princesa.

Advertisements

4 thoughts on “Sentir, amar y llorar

  1. Se me ha puesto la piel de gallina al leerte. Precioso. He dudado si comentar o no, porque no tengo palabras suficientemente bonitas que estén a la altura de lo que escribes. Aún así, no puedo dejar de comentar esto porque me ha emocionado. ¡Eres preciosa por dentro y por fuera!, el que quiera verlo, que lo vea y el que no…¡qué le den! Muchos besos.

  2. Jo Carmen! Muchas gracias por ser fiel seguidora!! Gracias por decir las cosas que dices! Yo sí que me emociono! Tú escribes muy bien, así que, por supuesto que estás a la altura!!!! Siempre eres bien recibida!! ; )

    Un abrazo!

  3. Cada texto que plasmas en el ciberespacio me conmueve. No sé como lo haces pero trasmites y dejas ver muchas cosas…

    Un Saludo Ariadna.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s