Los nominados son…

Como aficionada al séptimo arte un año más he seguido las nominaciones a los Oscar ¿con expectación?, ¿con asombro? No, la palabra adecuada sería escepticismo e incluso algo de indiferencia porque está sobradamente constatado que las cintas que se premian en los Oscar no son necesariamente las mejores del año.

Cada edición la Academia toma algunas decisiones extrañas. Por supuesto, también hay que reconocerle los aciertos, pero cada año me llama la atención un olvido o una decisión sin fundamento. A sus candidatos después hay que añadir sus premiados, en muchas ocasiones explicables por obra y gracia del marketing y las relaciones públicas que se despliegan cual tentáculos durante las temporadas de premios.

Para quien escribe fue doloroso ver el año pasado la cara de David Fincher, candidato por ‘La red social’, después de anunciarse que el mejor director era el desconocido Tom Hopper por la correcta ‘El discurso del Rey’; y casi más doloroso,  incluso, saber  que un realizador de la categoría de Christopher Nolan se había quedado fuera de las nominaciones.

Es conocido el gusto de la Academia en los últimos años por darle un toque diríamos exótico a las nominaciones, sobre todo en las categorías de interpretación. Junto a los intérpretes de cintas independientes que han gozado de una buena acogida en festivales como el de Sundance, la Academia siempre ha colado entre sus estrellas y los actores británicos de prestigio (secundarios o protagonistas nunca fallan) a algún rostro desconocido. Se me viene a la memoria la nominación como Mejor Actriz Protagonista de Keisha Castle-Hughes, actriz neozelandesa de 12 años protagonista de ‘Whale Rider’, film sobre las tradiciones del pueblo maorí. Pues eso, más exótico imposible.

Este año tenemos de todo un poco. Por ejemplo, la categoría de Actor Protagonista se ha convertido, tanto por los presentes como por los ausentes, en un ejemplo perfecto de las curiosidades que deparan las nominaciones. Dos estrellas del firmamento hollywoodiense, el ya oscarizado George Clooney (‘Los descendientes’) y Brad Pitt (‘Money ball’), se batirán el cobre con el (atención) primera vez nominado en su carrera Gary “siempre eficiente, nunca decepcionante” Oldman, y las dos notas “exóticas”, pero merecedores de la nominación, el francés Jean Dujardin (‘The Artist’), ganador en Cannes y gran favorito, y el mejicano Demian Bichir (‘A Better Life’).

Fuera se han quedado además de un Leonardo DiCaprio (‘J. Edgar’) siempre a la espera de su merecido reconocimiento, los dos actores jóvenes más omnipresentes el pasado 2011, Ryan Gosling (‘Drive’) y la revelación europea de la temporada Michael Fassbender (‘Shame’). Sin duda, las características de estos dos últimos títulos, una cinta de acción de toque retro y el drama de un adicto al sexo, son las razones que les han dejado fuera a ellos y no a otros. ¿Demasiado arriesgadas para el gusto de la Academia? Probablemente.

Son todos los que están, pero no están todos los que son. Esto es más que evidente, al igual que lo es el hecho de que a pesar de las sorpresas y decisiones inexplicables, seguiré con devoción el espectáculo con el que nos deleite u horrorice la Academia un año más.

Advertisements

One thought on “Los nominados son…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s